2,23 €
En stock
Cerveza trapense rubia belga. 8%. 33 cl. Pack de 24 unidades.
País de Origen
Bélgica
Marca
Achel
Volumen
33 cl
Tipo
Belgian Strong Ale
 Regresar a: Cerveza

Achel Blond en Bodecall

 

Achel Blond

 
Se produce en una abadía, fundada en 1656. con una historia difícil, su cerveza, ha experimentado varios renaci­mientos desde que se inauguró su primera producción en 1844.

 

 

 

Un poco de historia

 
El monasterio fue casi destrui­do durante la Revolución francesa y fueron los monjes de Westmalle quienes ayudaron a reconstruirlo. De cualquier forma, no acabaron aquí sus problemas: En 1914, durante la Primera Guerra Mundial, tuvieron que cerrar sus puertas debido a que los alemanes confiscaron todo el instrumental de la fábrica. Después de 87 años de inactividad, en 2001, con el apoyo de los monjes de las aba­días de Westmalle y Rochefort, se reempren­dió su producción. Produce úni­camente 4.500 hectolitros de cerveza al año. Casi treinta veces menos que otras marcas trapenses. Cuando miramos su botella percibimos la austeridad y la sencillez tan características de su casa matriz.

 

 

 

Notas de Cata

 
Achel Blonde tiene un aspecto en el vaso que es el típico de una triple, tiene un color dorado y una corona cre­mosa de espuma blanca que permanece has­ta el último trago. En boca es afrutada, y despliega matices florales y cítricos que le conceden un final seco y ligeramente amargo, la Achel Blonde perfuma con lúpulos, levaduras, flores y algo de cítricos en su aroma. Es de cuerpo vigoroso y textura se­dosa. A di­ferencia de casi todas las cervezas trapenses, esta ale dorada, que es sometida a una segunda fermen­tación en botella.

 

 

Cortijo Los Aguiares en Bodecall

Comentario

Domingo, 10 Septiembre 2017

Achel Blonde es equilibrada, con un sabor aterciopelado y suave limón, leve amargor del lúpulo que termina con un final suave y amable

Fernando Calderón