Clausthaler Dry Hopped Sin Alcohol

No Rating:
1,33 €
En stock
REF: 0202484
4,03 €/Litro
Cerveza de trigo alemana sin alcohol y sin filtrar, Cerveza vegana. 33 cl.
País
Alemania
Marca
Clausthaler
Volumen
33 cl
Tipo
Sin alcohol
Color
Rubia
Alcohol
0,0%
Alérgenos
Gluten
Nombre del operador
Radeberger Gruppe KG
Dirección del operador
Darmstädter Landstr. 185, 60598 Frankfurt am Main

GTIN:

 Regresar a: Cerveza

Clausthaler Dry Hopped Sin Alcohol

Clausthaler Dry Hopped es una cerveza de trigo alemana sin alcohol y vegana. Se elabora con el lúpulo estadounidense Cascade mediante una pionera e innovadora técnica de elaboración de cerveza sin alcohol. En vez de producir cerveza y extraer el alcohol a posteriori, Clausthaler ha desarrollado una técnica mediante la que la cantidad de alcohol que se produce es insignificante. El resultado es una cerveza vegana, sin alcohol, de perfil característico con notas cítricas y sabor a malta.

Clausthaler

El origen de las cervezas sin alcohol Clausthaler se encuentra en el año 1972, cuando un pequeño grupo de cerveceros tuvieron la idea de crear la primera cerveza sin alcohol del mundo.

Tras mucho trabajo y experimentación, los cerveceros de Clausthaler idearon un proceso de elaboración de cerveza innovador en el que la fermentación de la cerveza se detenía justo antes de que empezara a desarrollarse el alcohol. Clausthaler estaba liderada por el Dr. Christian Zürcher, jefe de tecnología, quien trabajó en estrecha colaboración con el maestro cervecero Rüdiger Gruss para traducir los logros tecnológicos de Clausthaler en el sabor característico de la marca.

Este proceso pasó a la historia de la fabricación de cerveza con el nombre de fermentación controlada de Clausthaler. Para facilitar la aceptación de la idea de una cerveza sin alcohol, Clausthaler comenzó una campaña para convencer a los consumidores de los beneficios de una cerveza sin alcohol.

Notas de cata

Aspecto turbio y color ámbar con reflejos cobrizos y espuma persistente. Aroma a malta y caramelo con notas a levadura. Sabor a malta y postgusto con notas cítricas.

Clausthaler en Bodecall