Piraat 75 cl

No Rating:
6,28 €
En stock
REF: 0217123
Belgian Strong Ale, de color ámbar y sabor intenso y equilibrado, 10,5%. 75 cl.
País
Bélgica
Marca
Piraat
Volumen
75 cl
Tipo
Belgian Strong Ale

GTIN:

 Regresar a: Botellas de 75 cl

Piraat

 
Piraat es una cerveza belga de estilo Strong Ale, de color ámbar, aroma especiado con notas amargas y sabor agradable, dulce y cálido. Brouwerij Van Steenberge creó Piraat en el 1988 como consecuencia del éxito de Gulden Draak, su otra cerveza estrella. En su elaboración, Jozef Van Steenberge utilizó las mismas levaduras de vino, aunque procesadas de manera diferente, para crear una cerveza original, equilibrada y de sabor único e intenso.

 

Brouwerij Van Steenberge

 
Brouwerij Van Steenberge nació en el año 1874 cuando Jean Baptiste De Bruin decidió fundar una cervecería en Ervelde, cerca de Gante, llamada De Pear. Su esposa Angelina Petronella Scheelfault se hizo cargo de la cervecería a su muerte, dejándosela en herencia a su vez a su primo Jozef Scheelfault, que había trabajado en el negocio familiar y era un gran conocedor del arte de la elaboración de cerveza. Después de la Primera Guerra Mundial, la cervecería pasó a las manos del marido de su hija Margriet, Paul Van Steenberge. Paul era profesor de microbiología en la universidad de Gante y aportó sus conocimientos en este campo a la cervecería.

 

En el 1978, con Josef Van Steenberge al frente de la empresa, la cervecería adquirió la receta de la cerveza tradicional de la Abadía St Augustine en Gante. Cuatro años después, se lanzó al mercado la cerveza Augustijn, seguidas de Gulden Draak y Piraat. Hoy en día, con Jef Versele al frente, la séptima generación de la familia Van Steenberge, las cervezas de alta fermentación de Van Steenberge han disfrutado de un aumento del 60% en la exportación y estas se pueden encontrar en una gran cantidad de países de todo el mundo.

 

Notas de cata

 
Cerveza rubia fuerte de color ámbar oscuro con espuma abundante y persistente. Aroma dulce y amargo con notas especiadas. Sabor intenso, dulce y muy equilibrado con matices lupulados. Final amargo con una gran presencia del lúpulo. 10,5 grados de alcohol.

 

 

Brouwerij Van Steenberghe en Bodecall