Nuevas añadas de Pago El Espino y Pinot Noir de Cortijo Los Aguilares

Ya tenemos disponibles dos nuevas añadas de vinos de la bodega Cortijo Los Aguilares que estábamos esperando con impaciencia: Pago El Espino 2014 y Pinot Noir 2015. Estos vinos, con Denominación de Origen Sierras de Málaga, se elaboran en plena Serranía de Ronda, en el norte de la provincia de Málaga, y las añadas anteriores han cosechado gran cantidad de premios internacionales.

La gran calidad de sus vinos se debe a varias características muy especiales: el exquisito cuidado de sus viñedos, con una extensión de 19 hectáreas a una altura de más de 900 metros sobre el nivel del mar; la utilización de métodos tradicionales de elaboración combinados con la teconología más puntera, de forma que se obtiene siempre la mejor calidad; y a su cuidada crianza en barricas de roble francés.

Pero no nos quedemos solo en la bodega, pasemos a ojear estos dos vinos:

Pago el Espino y Pinot Noir nuevas añadas
Tintos de la Serranía de Ronda, DO. Málaga

 

Pago El Espino 2014

 

Pago el Espino nueva añada
Cortijo Los Aguilares presenta Pago el Espino 2014

Se trata de un vino tinto que aprovecha a la perfección las variedades de uva empleadas en su elaboración: Petit Verdot, Tempranillo y Merlot. Su caracter balsámico se debe, además de a las variedades utilizadas, al terruño del que proceden, en monte bajo y rodeado de encinas, ubicación en la que pueden encontrarse numerosas plantas aromáticas. Su envejecimiento tiene lugar en barricas de roble francés durante un periodo superior al año, que permite la perfecta integración de todos sus aromas. A la boca es agradable y fresco, con una acidez natural perfecta.

 

Pinot Noir 2015

 

Pinot Noir 2015 nueva añada
Caja de Pinot Noir

Por otra parte, Pinot Noir es uno de los mejores vinos de esta bodega, o al menos uno de los más reconocidos mundialmente: ha recibido las medallas de oro en 2009 y de gran oro en 2011 en el Mundial du Pinot Noir en Suiza. Hay que aclarar que la uva Pinot Noir es muy delicada, así que debe tratarse con gran mimo. Por ello, en Coritjo Los Aguilares cuidan su viña como si fuera un gran jardín; además, la maceración se realiza en frío, y la fermentación a temperatura controlada, de forma que se extraen las mejores cualidades de la uva. Por último, su crianza se lleva a cabo durante 8 meses en barricas de roble francés.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme en Feedly