8 cervezas belgas que deberías probar

monjes-belgas-cervezaBélgica es uno de los países con mayor tradición en la elaboración de cerveza de calidad y una historia larguísima y tremendamente fructífera en el sector. Sus primeras cervezas aparecieron en la época de las cruzadas (año 1100), mucho antes de que Bélgica se convirtiese en un país independiente. Con el permiso de la iglesia católica, las abadías francesas y flamencas elaboraban y distribuían cerveza como método para conseguir fondos. Durante los siglos siguientes, los métodos tradicionales y artesanos evolucionaron poco a poco bajo la supervisión de las abadías. A finales del siglo 18, los monasterios trapistas belgas, que hoy en día son famosos por su cerveza, estaban habitados por monjes huidos de la Revolución Francesa. La primera fábrica de cerveza trapista (Westmalle) data del  10 de diciembre del 1836, casi 50 años después de la revolución. La cerveza que elaboraba era distribuida exclusivamente entre los monjes y se describía como “oscura y dulce”. La primera cerveza salió a la venta al público en general el  1 de junio del 1861.

 

Se estima que existen sobre unas  700 cervezas belgas, donde hay de todo: desde cervezas muy populares hasta aquellas más exóticas que se veneran como si fuesen vinos muy preciados. A continuación hacemos un recorrido por una pequeña selección de cervezas fabricadas en este país:

 

Orval

Este cerveza de 6,2º es una de las más distinguidas cervezas de malta del mundo. Su elaboración tiene lugar en Abbaye d’Orval, Ardennas, abadía fundada en el siglo XII por monjes benedictinos de Calabria. Tiene un agradable color ámbar, y es a la vez refrescante y amarga.

 

Leffe

Elaborada en Leuven al este de Bruselas, Leffe tiene un sabor fuerte con notas de malta, y se puede encontrar en dos variedades: Leffe Rubia (6,6º), brillante, fragante y con un ligero sabor a naranja. Leffe Brune (6,5º) es oscura, aromática y con mucho cuerpo. Esta cerveza es muy popular.

 

Cerveza Leffe en Bodecall

 

La Chouffe

La cerveza con el gnomo del gorro rojo en la etiqueta está elaborada en en Ardennas. Con una graduación de 8º, esta cerveza pálida tiene notas de cilantro y deja un regusto a melocotón.

 

Delirium Tremens

Detrás de este nombre tan original se encuentra una ámbar especiada de 9º elaborada por Ghent’s Huyghe.

 

Hoegaarden

Hoegaarden es la cerveza de trigo belga por excelencia. Es muy ligera y refrescante, a pesar de su aspecto opaco. Contiene trigo y malta a partes iguales.

 

Hoegaarden en Bodecall

 

Rochefort
Su elaboración tiene lugar en un monasterio trapista en Ardennas. Las cervezas Rochefort son oscuras y dulces. Existen tres variedades de esta cerveza: Rochefort 6, Rochefort 8 y la más popular, Rochefort 10 (11,3º), de color rojizo oscuroy deliciosas notas frutales.

 

Westmalle

Los monjes trapistas de la abadía de Westmalle, al norte de Amberes, aseguran que su cerveza no solo cura la falta de apetito y el insomnio, sino que también reduce el estrés. Sea cierto o no, lo que sí es una certeza es que está deliciosa. Su cerveza más popular, Westmalle Tripel (9%), es cremosa y aromática. Por otra parte, la Westmalle Dubble (7º) es oscura y tiene abundantes toques a malta.

 

Bush Beer

Procedente de Valonia, su versión original, con 12º, se dice que es  la cerveza más fuerte de Bélgica y es  una especia de vino de cebada con un agradable color dorado y aroma a tierra. La Bush de 7,5º es una rica cerveza pálida con un pequeño toque de cilantro.

 

Puedes encontrar estas y otras cervezas belgas aquí

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *