Vino dulce natural Cartojal, el rey de la feria de Málaga

 

Cartojal es un delicioso vino dulce, fresco y sabroso, elaborado con uvas de la variedad Moscatel de Alejandría. Aunque su consumo está unido a la feria de Málaga, se puede disfrutar de él durante todo el año, ya que su característico sabor dulce te transportará a la feria de Málaga sin importar la época del año. Y es que este vino está unido a la esencia de Málaga, y gusta tanto a los malagueños como a sus visitantes. Su graduación alcohólica es de 15º. Su color es dorado pálido con ligeros reflejos verdosos, posee aromas con toques florales y cítricos y al paladar es fresco, dulce y afrutado. Se recomienda servirlo a 6ºC – 8ºC de temperatura. Lo elabora Bodegas Málaga Virgen, y se produce en Comarca de la Axarquía, en la Finca Vista Hermosa (Fuente Piedra).

 

Vino dulce natural Cartojal, el vino de la feria de Málaga
Vino dulce natural Cartojal, el vino de la feria de Málaga

Cartojal es un vino pálido dulce natural con Denominación de Origen Málaga. No lo debemos confundir con los vinos naturalmente dulces, aunque ambos pertenecen a la categoría de vinos dulces, y son similares en cuanto a que los dos poseen un alto contenido en azúcares, al menos 50 gramos por litro de azúcar residual.

 

uvas-cosecha

Los vinos dulces naturales son aquellos que se elaboran mediante la interrupción de la fermentación al encabezar los vinos y el alcohol vínico se añade al mosto mientras fermenta para aumentar rápidamente la concentración de alcohol de 15º a 17º. En esta categoría se pueden incluir además de los Moscatel, otros excelentes vinos como los Pedro Ximénez, los Oportos y vinos dulces estilo mistela.

 

En los vinos naturalmente dulces el alcohol y el azúcar residual que contienen se aportan a través de la propia uva mediante la fermentación de un mosto con tan alta concentración de azúcar que las levaduras mueren intoxicadas por la graduación de alcohol, sin llegar a consumir todo el azúcar natural de la uva.

 

Oremus Tokaji Late Harvest

Este fenómeno se puede conseguir mediante cosecha tardía, donde la uva se deja en la planta durante más tiempo del habitual. De esta forma la uva empezará a deshidratarse y la cantidad de líquido contenido en esta disminuirá, aumentando la concentración de azúcar. Esta técnica se usa en Navarra, donde se producen excelentes vinos de vendimia tardía. Además tenemos los populares vinos de Alsacia, los alemanes de Beerenauslesse y los Icewines o vinos de hielo, que consiguen la concentración del mosto congelando las uvas en zonas frías.

Otro ejemplo de vinos naturalmente dulces son los Tokay procedentes de la región de Tokaj-Hegyalja, Hungría, en los que la uva se deshidrata con la ayuda del hongo botrytis cinérea, consiguiendo la concentración de azúcares y ácidos deseada. Esto se conoce como podredumbre noble y solo se puede dar con unas condiciones climáticas muy determinadas. Además, no todos los años aparece este hongo, por lo que estos vinos son muy apreciados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *