Ayinger, la reina de las cervezas bávaras

La cerveza bávara, también conocida como “pan líquido”, es una bebida famosa en el mundo entero gracias a su tradición, extraordinaria calidad y, por supuesto, al Oktoberfest. Casi la mitad de las cervecerías alemanas se encuentran en Baviera, una región pionera en la elaboración de cerveza en Alemania. De hecho, la cervecería más antigua del mundo, Bayerische Staatsbrauerei Weihenstephan, está situada en Baviera, a 40 kilómetros de Múnich.

La Ley de la Pureza Alemana

La elaboración de cerveza tradicional bávara está estrechamente ligada a la “Reinheitsgebot” o Ley de la Pureza de 1516. Esta norma alimentaria es una de sus señas de identidad, y dada su importancia, en 2015 fue nombrada patrimonio cultural bávaro. Además, se ha solicitado que también sea nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad. Esta ley la impulsaron Wilhelm IV de Baviera y su hermano Ludwig X, y decretaba que la cerveza solo se podía elaborar con cuatro ingredientes: agua, malta, lúpulo y levadura. El objetivo era evitar la competencia entre cerveceros y panaderos y que se le añadiesen impurezas a la cerveza.

Brauerei Aying

Las cervezas tradicionales de Aying

Ayinger Privatbrauerei está situada en la ciudad de Aying, a 25 kilómetros de Múnich, y posee más de 140 años de experiencia elaborando cerveza alemana de trigo. Johann Liebhard la fundó en 1878 por y hoy en día sigue siendo una cervecería familiar. En 1999 se construyó una nueva cervecería que en la época era la cervecería más moderna de Europa. En la actualidad la dirige Franz Inselkammer, que pertenece a la séptima generación, y la fábrica produce 150.000 hectolitros de cerveza artesana Ayinger al año. Sus instalaciones incluyen, además de la cervecería, un tap room, situado en pleno centro de Aying, y un hotel justo enfrente. 

Cervezas alemanas Ayinger

Las cervezas artesanas de trigo Ayinger han obtenido numerosos premios y son muy valoradas por los aficionados a la cerveza bávara. Todas las cervezas de su catálogo se elaboran según la Ley de la Pureza Alemana. Para ello se usan ingredientes cultivados en campos propios y agua extraída de un pozo de 176 metros de profundidad situado en la misma cervecería. Además se añade el lúpulo Hallertauer, también de origen local.

La mejor Doppelbock del mundo

Entre sus referencias destaca Ayinger Celebrator, considerada la mejor Doppelbock del mundo. Celebrator (6,7% ABV) es una cerveza muy premiada en numerosos festivales y muy valorada, tanto por profesionales del sector como por los propios consumidores. Posee un color caoba, con aroma a chocolate y café y un sabor algo menos dulce que otras cervezas de su mismo estilo. Es suave y ligera, con una gran presencia de la malta. 

A destacar también, la cerveza Ayinger Weizenbock, una clásica cerveza alemana de trigo, de color dorado, aroma a pan y levadura y amargor bajo. Se elabora con una selección de cuatro maltas, mediante alta fermentación y sin filtrar. Recibió una medalla de oro en Meiningers International Craft Beer Award 2016. 

Además, Privatbrauerei Ayinger elabora otras excelentes cervezas bávaras como Ayinger Maibock, Ayinger Kellerbier, Ayinger Braüweisse y Ayinger Urweisse, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme en Feedly