Budejovicky Budvar, cerveza checa de reyes

La icónica cerveza Budejovicky Budvar, también conocida como Budweiser Budvar o Budweiser Czechvár, es para muchos, junto con Pilsner Urquell, la Lager checa por excelencia. Su sabor suave, ligero y refrescante hace de ella una cerveza apta para todos los paladares. Se elabora siguiendo el método tradicional de la ciudad de Plzen, con agua pura procedente de pozos con más de 300 metros de profundidad situados en la misma cervecería, malta de de Moravia, lúpulos Saaz y cepas de levadura de Moravia. Budejovicky Budvar posee la denominación geográfica protegida  «Budějovické pivo» (Budweiser beer) que garantiza la procedencia y calidad de sus ingredientes. Posee un color dorado con espuma fina y poco persistente, aroma complejo y muy equilibrado y un sabor suave a malta.

Budejovicky Budvar

Aunque Budweiser Budvar Brewery se funda en la cuidad de České Budějovice “Budweis” en el 1895, su historia se remonta al 1265, cuando el rey de Bohemia Přemysl Otakar II funda la ciudad de Budweis y le otorga los derechos para elaborar cerveza. Es aquí cuando empieza una larga tradición cervecera que dura siglos.  En el siglo XVI la cerveza producida en esta ciudad es muy apreciada en la corte de Fernando I de Hasburgo (rey de Bohemia y de Hungría y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico). Es por esto por lo que a Budweiser se la conoce como “cerveza de reyes”. En 1930, la cervecería registra el nombre de Budvar para un nuevo tipo de cerveza basada en la célebre cerveza de la ciudad de Budweis.


Budweiser Budvar a menudo se confunde con la cerveza Budweiser norteamericana, con la que solo tiene en común el nombre. De hecho existe un enfrentamiento entre tres cervezas por el uso comercial del nombre: Budweiser Budvar y 1795 Budweiser Pivovar, ambas producidas en la República Checa, y American Bud, en los Estados Unidos, con 40 pleitos presentados a lo largo de los años. En el 1939 se acepta reservar el nombre Budweiser a la marca checa en Europa y a la marca norteamericana en el resto del mundo. Es por esto por lo que en el 2007 se firma un acuerdo entre Anheuser-Busch y Budějovický Budvar por el cual Anheuser-Busch se convierte en el importador de la cerveza checa en Estados Unidos, donde pasa a llamarse Czechvár Premium.  En la actualidad esta cerveza se exporta a más de 70 países en el mundo y es muy apreciada por los amantes de las Pilsen checas.

Puedes encontrar Budejovicky Budvar aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *