Westvleteren XII, la mejor cerveza del mundo

Westvleteren XII es una legendaria cerveza trapense belga elaborada en la cervecería de la abadía de Sint-Sixtus Abdij Van Westvleteren. Su fama se debe a su carácter exclusivo y a un reconocimiento casi unánime a través de multitud de premios y medallas. De hecho, los usuarios del portal Ratebeer le han otorgado una puntuación perfecta de 100/100 y se encuentra de forma permanente en el top 10 de las mejores cervezas del mundo, tanto por parte de usuarios como de la crítica. A esto hay que añadir que esta trapense belga ha ganado el título de “mejor cerveza del mundo” durante varios años en Ratebeer, algo muy meritorio para una cerveza belga, ya que este portal es estadounidense.

Westvleteren XII


Westvleteren 12, también conocida como Westvleteren Abt, no lleva etiqueta alguna. El distintivo de cerveza trapense se puede ver en un relieve en el cuello de la botella, y se distingue de las otras cervezas de la gama por su tapón amarillo. Es una cerveza muy codiciada y difícil de conseguir, ya que desde el 1946 la producción total de Westvleteren Blond, Westvleteren 8 y Westvleteren 12 es de solo 4750 hectolitros al año, la cantidad justa para cubrir los gastos de la comunidad monástica. Westvleteren XII es una cerveza de estilo Quadrupel, con 10% alc/vol, que posee un color caoba con reflejos marrones y aroma complejo con notas especiadas y a frutas maduras. Al paladar es ligeramente dulce y robusta con sabores a pasas, especias y frutas.


Brouwerij de Sint-Sixtus Abdij Van Westvleteren comienza su historia en 1831, cuando tres monjes procedentes de la abadía Mont des Cats en Francia fueron acogidos por un ermitaño en la localidad de Vleteren, Bélgica, y donde uno de ellos, Dom François-Marie, fundó el monasterio. En 1838 comenzaron a elaborar cerveza, aunque no la empezaron a vender al público hasta el 1931. En 1946, debido a unas tareas de restauración del monasterio, sus cervezas empezaron a elaborarse en la fábrica de quesos de St Bernardus. Cuando la licencia caducó, los monjes de St Bernardus siguieron elaborando sus propias cervezas, aunque usando las recetas de los monjes de Sint-Sixtus. En 1992  Westvleteren comenzó de nuevo a vender cerveza al público, aunque en muy pequeñas cantidades.


Puedes comprar la mítica cerveza Westvleteren XII aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *