Brasserie Lefebvre, el espíritu de la cerveza belga

Brasserie Lefebvre forma parte de la cultura, historia y tradición cervecera de Bélgica. Su catálogo incluye marcas tan emblemáticas como Hopus, Barbar, Blanche de Bruxelles y Floreffe, entre otras. Para Lefebvre la calidad y sostenibilidad de sus cervezas es su prioridad máxima. Es por esta razón que sus cervezas se elaboran con las mejores materias primas y de forma artesanal. Además, las cervezas nuevas son validadas por un panel de catadores expertos de la cervecería. Estas catas se llevan a cabo a lo largo de diferentes sesiones, con cervezas frescas y envejecidas, para garantizar que el producto llegue al consumidor en condiciones óptimas.

Tradición e innovación

Aunque la cultura cervecera belga se basa en la tradición, la innovación también es clave para la evolución de un mercado tan emblemático. Lefebvre resuelve esta dicotomía mediante la definición de una serie de reglas previas a la creación de una nueva cerveza. El ejemplo perfecto de esto es Hopus, su cerveza más reciente. Esta cerveza se elabora con cinco lúpulos europeos y posee un sabor muy malteado, lupulado, amargo, cítrico y floral. De esta forma, Hopus se ha convertido en una cerveza que no solo posee todos los valores de una cerveza belga, sino que aporta un enfoque multicultural que mezcla la tradición belga con un toque europeo.

Cerveza belga Hopus

Historia de Lefebvre

El origen de Lefebvre se remonta al 1876, cuando Jules Joseph Lefebvre montó una cervecería y maltería en una granja cercana a la cantera de Quenast. Durante la Primera Guerra Mundial, los soldados alemanes desmantelaron las instalaciones con el objetivo de abastecerse de materias primas para la fabricación de armas y munición. Auguste Lefebvre aprovechó para comprar en 1921 otra cervecería situada en una aldea abandonada. De esta forma retomaría la actividad a la vez evitaría las crecidas anuales del río Sena. En 1960, Pierre Lefebvre se hizo cargo de la cervecería y creó dos nuevas cervezas: Porph-Ale y Super-Houblo En 1975, Philippe Lefebvre mejoró la elaboración de cervezas especiales y la exportación.

La Abadía de Floreffe cedió a Lefebvre en 1983 la licencia para la elaboración de sus cervezas de abadía. Su catálogo incluía Floreffe Double, Floreffe Triple, Floreffe Prima Melior y Floreffe Blonde. Durante los años 80 y 90, se lanzaron cuatro nuevas cervezas: la Witbier Blanche de Bruxelles, Barbãr, Barbãr Bok y Newton. En 2008 se lanzó Hopus y cosechó un gran éxito. En la actualidad, la cervecería está en manos de la sexta generación de la familia Lefebvre. El 80% de su producción está orientada a la exportación.

Floreffe Blonde

Cerveza de abadía de tipo Pale Ale, de color dorado. Posee un carácter ligero, aroma a malta y caramelo y sabor potente, agradable con un final persistente. 6,3% ABV.

Barbar

Cerveza rubia elaborada con miel natural. Muestra un bello color dorado, aroma suave a levadura y sabor dulce y floral con notas amargas a lúpulo. 4,9% ABV.

Hopus

Strong Ale elaborada con cinco lúpulos europeos que le otorgan un carácter muy amargo, cítrico y herbal con final amargo y agradable. 8,3% ABV.

Blanche de Bruxelles

Witbier elaborada con un 40% de trigo blando, además de cilantro y cáscara de naranja añadidos durante la fermentación. Posee el aspecto turbio característico de las cervezas blancas sin filtrar, aroma especiado y cítrico y un sabor ligero y refrescante con notas cítricas. 4,5% ABV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *