Café Trappisten: una Westmalle, por favor

La cervecería de la Abadía de Westmalle, productora de las famosas cervezas trapenses, no está abierta a las visitas, pero justo enfrente se encuentra la propia taberna de la abadía, el Café Trappisten, una visita obligada para todo amante de la cerveza belga que se encuentre de viaje por Malle.

Este lugar rebosante de encanto es el único sitio donde es posible consumir una Westmalle “half-om-half”: medio vaso de Westmalle Tripel -suave y cremosa con aroma a frutas-, mezclada con medio vaso de cerveza Westmalle Dubbel -más oscura y maltosa-. El resultado es una combinación de cerveza de barril de sabor único e inolvidable. El menú de Café Trappisten también incluye, junto a las extraordinarias cervezas trapenses de Westmalle, una gran selección de tapas y platos de comida, elaborados con cerveza Westmalle y queso trapense.

El local ofrece amplias terrazas y espacios ideales para organizar fiestas y reuniones, junto con un ambiente muy agradable. La visita al Café Trappisten junto con un paseo por los alrededores de la abadía de Westmalle son un estupendo plan para cualquier amante de las cervezas Westmalle.

Los orígenes de Café Trappisten

La abadía de Westmalle fue fundada por monjes cistercienses franceses que habían abandonado el país en la época de la Revolución Francesa, en 1794. Café Trappisten era originalmente una tienda de comestibles situada enfrente de la abadía trapense. En 1923 el local se alquiló a cambio de dos carros de estiércol y una botella de ginebra, además de una módica cantidad de dinero, y se convirtió en un café.

Hasta 1971 era posible para los visitantes de la abadía hospedarse en el hostal situado en la segunda planta del café. Desgraciadamente, en 1973, coincidiendo con los preparativos del cincuenta aniversario del negocio, un incendio destruyó el piso superior y la vivienda del café. En 2008 se construyó un nuevo café detrás del antiguo edificio, que fue demolido justo antes de la inauguración.

Las cervezas Westmalle

Cervezas trapenses WestmalleWestmalle Tripel

Westmalle Tripel es conocida como “la madre de todas las triples”, ya que fue la primera cerveza Triple de la historia. Es una cerveza de color dorado, aroma frutal a plátano maduro y lúpulo y sabor suave y cremoso con un toque amargo. Graduación: 9,5% alc/vol.

Westmalle Doble / Dubbel

Cerveza tostada de color marrón rojizo oscuro con espuma densa y cremosa. Posee un aroma frutal con toques a caramelo, chocolate y levadura. Al paladar es sedosa y agradable con un toque a caramelo. Graduación: 9,5% alc/vol.

Westmalle Extra

Westmalle Extra es la cerveza que consumen los monjes de Westmalle con su comida. También es conocida como “gersten extra” o “patersbier” y posee un bajo contenido en alcohol de 4,8% alc/vol. Al paladar tiene notas frutales y un carácter ligero y refrescante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *