La gran cerveza de abadía de St Bernardus

Cervezas belgas de calidad extraordinaria

Las cervezas belgas de la abadía de St Bernardus son celebradas por los amantes de la cerveza belga de calidad en todo el mundo. Prueba de ello es la alta puntuación de la que disfruta toda la gama en el portal Ratebeer, donde los usuarios han otorgado puntuaciones casi perfectas a todas sus cervezas. 

El acuerdo entre St Bernardus y Sint Sixtus.

Cervezas Belgas de Abadía St BernardusLas cervezas de St Bernardus nacieron del acuerdo entre los monjes trapeneses de la abadía de Sint Sixtus en Westvleteren y los de la fábrica de quesos en la abadía St Bernardus en Watou. St Bernardus comenzó a elaborar en 1946 las cervezas trapenses de Sint Sixtus bajo una licencia de 30 años que se renovó en 1976, aunque el acuerdo se rompió en 1992.  Como curiosidad, comentar que hoy en día todavía hay un cartel en su taproom en el que se puede leer: “Cervecería Sint Bernardus, único productor de las cervezas de la Abadía de Sint Sixtus en Westvleteren”.

Al caducar la licencia, St Bernardus se quedó con todas las recetas, incluyendo la de afamada Westvleteren XII, también conocida como la mejor cerveza del mundo, que se sigue elaborando bajo el nombre de St Bernardus Abt 12. Según los monjes, aunque es la misma receta y su calidad es similar, no es la misma cerveza, ya que en su elaboración se usa agua de otra procedencia y la levadura es la original de Westvleteren, mientras que Sint Sixtus la elabora con levadura de Westmalle.

St Bernardus y las cervezas trapenses

La razón por la que St Bernardus dejó de elaborar cerveza bajo la licencia de Sint Sixtus es que a principios de los 90, los monjes belgas se organizaron para crear una asociación trapense que reglase sus productos, cuyo resultado fue el nacimiento de la “International Trappist Association” creadores del conocido sello oficial “Authentic Trappist Product”. Este sello solo se podía otorgar a los productos creados siguiendo los conocidos criterios de elaboración dentro de los muros de una abadía trapense, supervisada por los mismos monjes. Además, los beneficios debían de ser destinados al sustento de la comunidad y el resto donarse a la beneficencia.

Para que Sint Sixtus pudiese obtener este sello debía volver a elaborar su cerveza dentro de su monasterio, por lo que se rompió el acuerdo de forma amigable y se creó una nueva fábrica en la abadía de Sint Sixtus. De esta forma St Bernardus siguió elaborando cerveza, aunque bajo la denominación de cerveza de abadía.

La gama de St Bernardus incluye extraordinarias cervezas, entre las que se encuentran la Abbey Dubbel St Bernardus Pater, 6, St Bernardus Tripel o la cerveza negra St Bernardus Prior 8, entre muchas otras. Todas son capaces de satisfacer a los paladares más exigentes.

Puedes encontrar las cervezas St Bernardus aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *