Alemania, historia y cultura cervecera

Alemania posee una larga e importante tradición cervecera. Se sabe que los habitantes de Germania ya bebían cerveza durante la época de las invasiones romanas. Al igual que sucede con Bélgica, en Alemania la elaboración de cerveza está íntimamente ligada a monasterios y abadías. 

Cerveza alemana. Weihenstephaner y Paulaner

De hecho, la abadía de Weihenstephan es considerada la primera fábrica de la historia dedicada a la elaboración de cerveza, al obtener en el 1040 el fuero de la ciudad de Freising para producirla y servirla. Aunque su trayectoria es turbulenta, ya que fue destruida y reconstruida varias veces a lo largo de la historia, hoy en día Weihenstephan sigue elaborando cerveza y lo hace según la Ley de la Pureza Alemana (Reinheitsgebot) y de manera tradicional. La Reinheitsgebot de 1516 es una de las señas de identidad de la cerveza alemana. En principio se creó para regular los precios del mercado, evitar la competencia entre cerveceros y panaderos e impedir que se añadiesen impurezas a las recetas, ya que según esta ley solo se podía elaborar cerveza usando como ingredientes cebada, lúpulo y agua.

En el siglo XIII la elaboración de cerveza deja de ser algo exclusivo de monasterios y empiezan a surgir maestros cerveceros entre la población civil. En los siglos siguientes, la producción se concentra en Baviera, con Munich como epicentro. Aquí tiene lugar una gran actividad cervecera, aunque de todas las fábricas que surgieron a lo largo de la historia solo han sobrevivido seis: Augustiner-Bräu, Hacker-Pschorr, Hofbräu, Löwenbräu, Paulaner y Spaten-Franziskaner, con la peculiaridad de que son las únicas que tienen la posibilidad de servir sus cervezas en las carpas del Oktoberfest.  

 

Los estilos de cerveza alemana se pueden dividir a grandes rasgos por regiones: entre ellas algunas han elegido mantener la elaboración de ales y otras han optado por las más recientes lager.

  • Weissbier es una cerveza blanca o de trigo, típica de Baviera, de sabor denso y afrutado.
  • Berliner Weisse es una ale de trigo que se elabora en Berlín. Posee un sabor afrutado y se suele tomar con licor de frutas.
  • Helles es una lager típica de Baviera de color dorado, similar a la Pilsen, aunque con algo menos de amargor.
  • Kölsh se elabora en Colonia y es una ale de color dorado y sabor a lúpulo.
  • Altbier es la ale típica de Düsseldorf de color ámbar oscuro e intenso amargor.
  • Gose se una ale muy refrescante que se produce en la baja Sajonia, y se bebe sobre todo en Leipzig y Goslar.
  • Schwarzbier es una cerveza de estilo lager de color oscuro y sabor amargo con notas a chocolate. Se produce en Turingia y Sajonia.
  • Bock es una lager cuyo origen está en Einbeck. Es de color oscuro y su sabor es fuerte.
  • Dunkel es una lager con origen en Baviera. Su color es oscuro y al paladar es dulce con notas a lúpulo.
  • Kellerbier, procedente de Fraconia, es conocida como cerveza de bodega y es de color  ámbar oscuro, con un gran cuerpo y sabor a lúpulo.

Puedes encontrar cerveza alemana aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *