La Chouffe, la deliciosa cerveza del gnomo

Dentro de la centenaria tradición cervecera belga, Brasserie d’Achouffe es una de las cervecerías más recientes. A finales de los años 70, Pierre Gobron y Chris Bauweraerts decidieron crear su propia cerveza y en agosto del 82 nace su proyecto cervecero, al principio como un hobby. Hoy en día La Chouffe es una de las cervezas belgas más exportadas del mundo.

La Chouffe GnomoEl gnomo que aparece en su etiqueta es un símbolo conocido por todos los amantes de la cerveza en el mundo. Dice la leyenda que los gnomos de Achouffe que crearon la receta de esta cerveza decidieron guardarla en secreto generación tras generación hasta el día en que la compartiesen con los humanos para sellar su amistad. Esta colonia de gnomos elaboraba cerveza suficiente para alimentar a Bélgica entera. La cerveza manaba de un arroyo en el bosque de Cedrogne, famoso por ser el punto de encuentro de los Caballeros Templarios antes de las cruzadas.

La Chouffe Blonde cerveza belga Un día, hubo un derrumbamiento y los gnomos de Achouffe fueron sepultados. La cervecería dejó de producir cerveza y los belgas se vieron obligados a producirla ellos mismos. En 1978, el gnomo que sobrevivió a la catástrofe visitó a Pierre Gobron y Chris Bauweraerts y les regaló la receta de la cerveza de La Chouffe. Como agradecimiento, la imagen de este gnomo se muestra en todas las etiquetas de La Chouffe. Hoy en día la cerveza se elabora con agua del mismo arroyo de Cedrogne donde manaba la cerveza de la leyenda.

Actualmente, Brasserie d’Achouffe pertenece a Duvel, y sus instalaciones incluyen una cervecería y un restaurante situados en la bella región de las Ardenas belgas. Su buque insignia, la riquísima La Chouffe Bonde es una rubia muy fresca y ligera con un ligero sabor a lúpulo, notas a cilantro y un fondo frutal.

Puedes encontrar La Chouffe aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *