Cómo beber cerveza en la República Checa

La República Checa es el país con el mayor consumo de cerveza del mundo y un fabuloso destino turístico cervecero. La cerveza es parte de la cultura y del carácter de este país y su historia está íntimamente ligada a esta bebida. Prueba de ello es que en la zona de Bohemia, la actual República Checa, ya se cultivaba lúpulo para elaborar cerveza en el siglo IV.

El hogar de la primera Pilsen de la historia

Pilsner Urquell, considerada la primera cerveza Pilsen de la historia, se elaboró por primera vez en la ciudad checa de Plzeň en 1842. Este nuevo estilo de cerveza se hizo tan popular que se empezó a imitar en toda Europa.

Desde entonces las cervezas checa son sinónimo de Lagers de extraordinaria calidad. Después de todo, ¿quién no conoce marcas como Pilsner Urquell de Plzeň, Budweiser o Budějovický Budvar de České Budějovice o Staropramen de Praga?

Todo esto hace de la República Checa un verdadero paraíso cervecero que enamorará a los amantes de la cerveza rubia de calidad. Si viajas a la República Checa hay una serie de normas de etiqueta relacionadas con la cerveza que te será muy útil conocer.

Pilsner Urquell cerveza checa

¿Cómo se pide una cerveza en la República Checa?

Si vas a pedir una cerveza es conveniente pedir una velké (cerveza grande) o malé pivo (cerveza pequeña). Si pides una cerveza sin especificar cuál te servirán una Lager checa o ležák. Si prefieres una cerveza negra tienes que pedir una tmavé. Si quieres que un camarero te atienda tienes que poner el vaso encima de la mesa, no sirve con llamarlo o hacerle señas.

Es común que las cervezas checas muestren el grado de fermentación en vez del nivel de alcohol. El más común es 12°P o dvanáctka, que es una cerveza estándar con un 5% de alcohol. El 10°P o desítka significa 10 plato, que suele ser una cerveza de 4% de alcohol. Como regla general, cuanto más alto sea el grado plato mayor contenido de alcohol tendrá.

Brindar con cerveza checa.

A la hora de brindar hay que decir na zdravi mientras se hace contacto visual con la otra persona. Si en la mesa hay muchas personas hay que evitar cruzar los brazos con alguien más. En algunos bares hay unas tablas donde se pueden ver cómo se llaman los distintos estilos de tirar cerveza según la cantidad de espuma que se desea. Los bares suelen cerrar a las once o doce de la noche, ya que son sitios para socializar, no para pasar toda la noche.

Hay que tener en cuenta que la cerveza en la República Checa también está disponible en lata. Aunque esto es así, la cerveza en lata la suelen consumir preferentemente los turistas extranjeros. Esto es debido a que la cerveza en botella tiene una tradición muy larga que hace que siga siendo el formato preferido por las personas checas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme en Feedly