Los auténticos y legendarios pubs ingleses

Los pubs ingleses son uno de los iconos más populares de la cultura británica. Se reconocen fácilmente por su decoración de carácter histórico y tradicional y sus típicas British Ales. El pub inglés sirve como punto de encuentro: un sitio donde relajarse, hablar, jugar a los dardos o participar en un “quiz” o concurso de preguntas.

¿Cómo se pide la cerveza en un pub inglés?

A la hora de pedir, hay que tener en cuenta que en los pubs ingleses no se pide una cerveza a secas: hay que indicar la medida y qué cerveza se desea tomar. Por ejemplo, una cerveza de unos 25 cl es una media pinta (“half a pint”), aunque los ingleses suelen pedir una pinta. Las bebidas no se sirven en las mesas, por lo que si se quiere pedir hay que ir a la barra.

Para disfrutar por completo de la verdadera experiencia de un pub típico inglés, lo ideal es beber auténtica ale inglesa, como Samuel Smith, Abbot Ale, London Pride, Old Speckled Hen o Greene King IPA, entre otras.

Aunque es muy recomendable pedir una cerveza en un pub inglés, también hay otro tipo de bebidas y comida para acompañar. Los pubs cierran a las 11:00 de la noche, por lo que a las 10:50 sonará una campana para avisar y que dé tiempo a una última ronda.

Ye Olde Cheshire Cheese
Ye Olde Cheshire Cheese

¿Qué significa la palabra “pub”?

La palabra “pub” tiene su origen en el término “public house o “casa pública”. El pub más antiguo se encuentra en la ciudad de Nottingham, data del 1189 y se llama Old Trippe to Jerusalem. Este establecimiento originalmente era una posada frecuentada por los cruzados.

La historia de los “public houses” se encuentra en los “ale houses” o “casas del ale”. En la Edad Media, el consumo de cerveza Ale era algo común a cualquier evento social y su elaboración se llevaba a cabo de forma doméstica.

De esta forma, algunas casas lograron una gran notoriedad por su cerveza artesana de calidad y empezaron a dedicarse a ello de forma profesional. Para invitar a los vecinos a entrar a su casa a beber, un miembro de la familia ataba una rama o parte de un arbusto a un poste y lo colocaba en una puerta o una ventana. Ese fue el origen de los pubs y sus típicos carteles de aspecto antiguo.

Las tabernas y “casas del ale” inglesas

Durante algún tiempo, la proliferación de los “ale houses” y las tabernas se vio perjudicada por la dominación de la iglesia Cristiana, ya que intentaron regular el consumo y la elaboración de cerveza. Esto se hacía través de albergues situados en los propios monasterios, donde los viajeros podían saciar su sed.

En un edicto del siglo VIII del arzobispo de York se instruye a sus obispos y sacerdotes para que ofrezcan sus propios hospicios a los peregrinos y viajeros. En ellos se servía comida y cerveza de elaboración propia.

Aún así, con el tiempo las “ale houses” se extendieron por todo el territorio. En el siglo XVIII surgieron las primeras regulaciones y se empezaron a aplicar impuestos. Para hacer cumplir la ley, un “inspector de cerveza” se dedicaba a visitar todas las cervecerías que tuvieran un establecimiento anexo donde se servía al público.

Cuenta la leyenda que este pedía al cervecero que vertiera un poco de su cerveza fresca en un banco. El cervecero se sentaba en el banco mojado y al cabo de cierto tiempo se levantaba. Si sus calzones quedaban pegados, el inspector consideraba que la cerveza era de suficiente calidad para beber.

La tradición de los pubs ingleses

Los pubs en la actualidad

A finales del siglo XVII, la ginebra se popularizó en Inglaterra. Su consumo se extendió hasta tal punto que miles de personas murieron por intoxicación y otras tantas se vieron abocadas a la pobreza. Esto hizo que la cerveza se viese como una bebida saludable y su consumo se fomentó.

Con la Revolución Industrial nació una nueva clase trabajadora que saciaba su sed de forma masiva en las tabernas. Además aparecieron las nuevas cervezas Porter y más adelante las cervezas Stout, seguidas en el siglo XIX por las Pale Ale. En esta época, el término “ale house” fue sustituido por “public house” y más adelante por “pub”.

Con el paso de los años, los dueños de los pubs se han esforzado por crear sitios con una marcada personalidad, cómodos y de atmósfera agradable, con un especial hincapié en el carácter histórico del establecimiento.

Esto hace que muchos de estos pubs ingleses sigan siendo sitios muy acogedores en los que disfrutar de una buena cerveza y, si se desea, también de buena compañía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme en Feedly