Chimay Green, el regreso de una gran cerveza trapense

Chimay es la productora de cerveza trapense más grande de Bélgica, y una de las más apreciadas. Chimay Green o Chimay 150 se elaboró por primera vez en 2012 bajo el nombre de Chimay 150 Spéciale para celebrar el 150 aniversario de la cervecería trapense. Al ser una edición limitada de tan solo 150.000 botellas, esta se agotó rápidamente.

Vuelve Chimay Green

Chimay Verde Cerveza Belga TrapenseAfortunadamente, Chimay ha decidido volver a producir esta extraordinaria Belgian Strong Ale. Esta vez, Chimay Verde será una entrada permanente en su catálogo y se podrá degustar sin problemas. Siguiendo con la tradición de Chimay, su etiqueta y tapón serán de color verde, por lo que no desentonará con sus hermanas Chimay Dorée, Chimay Rouge, Chimay Azul y Chimay Blanca.


Chimay Green es el fruto de nueve meses de pruebas y experimentación de los maestros cerveceros de Chimay. El resultado es una cerveza rubia fuerte con 10% alc/vol de gran calidad, elaborada con los lúpulos bávaros Saaz y Hallertau Mittelfrüh. Su color es dorado pálido y posee una espuma compacta. Tiene un aroma especiado con notas a frutos secos y un sabor muy equilibrado y refinado. Se puede acompañando a cualquiera de los quesos Chimay, especialmente con el Grand Chimay.

Elaborando auténtica cerveza trapense desde el 1850

La historia de Chimay comenzó cuando unos monjes procedentes de la Abadía de Sint-Sixtus en Westvleteren fundaron en 1850 una granja, una cervecería y una fábrica de quesos en la meseta de Scourmont, cerca de Chimay. En la actualidad, los monjes de la abadía viven una vida sencilla conforme a las reglas y tradiciones trapenses definidas en el siglo VI.


La cerveza que se elabora en la cervecería de Chimay sigue las reglas de los auténticos productos trapenses. Su elaboración se lleva a cabo bajo la estricta supervisión de los monjes, dentro de los muros de la abadía y los beneficios de su venta de sus cervezas se destinan al sustento de la comunidad benedictina de la abadía, donándose el resto a la caridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *